14 de octubre de 2009

Restaurante Abac




Sigo con mis rinconcitos, utilizando este blog para desahogos! Hoy le toca el turno a uno de los restaurantes más importantes en los que he trabajado yo! Volviendo de le "Chateau d'Esclimont" a Barcelona mi vida profesional en la cocina dió un giro de 180º, mandaba currículums y obtenía respuesta de lugares con "cocina de autor", trabajé en uno que no me convencía.... y un dia por internet mandé un CV a un restaurante sin ni mirar el nombre... jiji aun recuerdo la voz del chico cuando le dije Abac? ?¿¿ si y donde está? jiji

Vale pasé la entrevista (sin enchufe, lo cual es un logro porque la gente trabaja de gratis en los estrella michelín....), y empecé en la partida de frios. Fue horrible otra vez, yo era la única chica en cocina entre un equipo de 15 pax, había una cantidad de trabajo impresionante, siempre estaba lleno, con lista de espera, yo no llegaba a los servicios, por la mañana agotaba todo el producto y por la noche vuelve a reponer... Trabajando 14 horas sin parar, durmiendo 6 con un dia y medio de reposo. Duro es poco, pero esto SI que era lo que a mi me gustaba y como siempre por cabezota yo allí con dos cataplines!

En aquella época el restaurante estaba en el Borne y tenía una estrella michelín, hoy en dia tiene 2 y está en Avda Tibidabo, animo a todo el que pueda que vaya una vez en su vida, es una experiencia irrepetible! Cuidan (doy fe) al máximo la calidad de su materia prima, su manipulación, etc. Para mi es el mejor restaurante a fecha de hoy en BCN. Lástima que la calidad se paga claro ;)

http://www.abacbarcelona.com/

Bien al mes de estar en la partida de frios y no llegar, porque no llegaba jiji! me pasaron a postres........... ESO YA!! una pasada, teníamos sólo 5 postres pero cada uno con una media de 7-8 elaboraciones en el, que si espumas, tejas, cremas, gelatinas,.... más los petit fours y antepostres... Y el pan de hecho casero! y los quesos... ains uan de trabajo! no recuerdo en cuantos quilos me quedé, ni como me miraban por la calle cuando iba con los brazos llenos de quemaduras por manipular el horno de piedra dormida... o el caramelo quemándome los dedos... jeje

En resumen una experiencia indescriptible pero muuucho más dura a nivel físico que estar en París!! Del xef xavier Pellicer solo puedo hablar maravillas, tanto como persona como jefe (por mucho que se le acuse de duro) conmigo se portó genial.

Me llevo mil recetas, ideas, y sobretodo el orgullo de haber trabajado en un restaurante de ese nivel, de haberme marchado con mi trabajo bien hecho, de haber aprendido mucho mucho, y contribuido a mi manera en la segunda estrella michelín!!
Pero yo ya no tengo ni tenía edad para trabajar en un sitio así... Por lo que me rendí y marché ;)

Ale ya ta!